Que hacer con tus mascotas cuando esperas un bebé

12 Mar

embarazo

Cuando recibes la noticia de que tendrás un bebé en tu familia, es probable que te llenes de emoción y surjan muchas dudas al respecto. Algunas de ellas pueden estar relacionadas con las mascotas que ya tienes en casa y la creencia popular de que debes deshacerte de ellas para procurar tu salud y la de tu bebé.

Antes de que tomes decisiones apresuradas quiero que lo pienses con calma y consideres criar a tu bebé en un ambiente sano rodeado de mascotas. Por que cuando adquieres una mascota debes tener claro que a partir de ese momento, será un miembro mas de la familia. Ya sea un perro, un gato o un conejo debes incluirlos haciéndolos participes de cualquier cambio en su vida familiar.

Inicia cuanto antes la adaptación:

A partir del momento en que se sabe que un bebé llegara a tu hogar debes iniciar el proceso de adaptación con tu perro o gato y fortalecer o modificar algunas normas básicas.

En el caso de los perros, somos mucho más ansiosos por formar parte de cualquier momento en familia, por eso es  es necesario que  nos ayudes a comportarnos con tranquilidad y obediencia.

86c3916344e3bb579aafa8ed50b0f522

Durante el embarazo:

  • Utilice lociones y champús para bebés en su cuerpo a fin de que se familiarice con los olores.
  • Intente colocar los productos del bebé en una muñeca de plástico o juguete y permita que su perro la olfatee.
  • Una vez que el cuarto del bebé esté preparado, permítale a su mascota entrar para inspeccionarlo.
  • Instale  rejas para bebés para que su perro pueda conocer los límites.
  • Reproduzca sonidos de bebés llorando durante intervalos cortos para que así su perro pueda acostumbrarse al ruido sin sorprenderse.

Llegada del bebé a casa

  • Cuando llegue a casa procure que el bebe no lo alce la mamá, y permita que ella salude al perro libremente. 
  • Cuando el perro esté en un estado de tranquilidad, deje que la mamá sostenga al bebé y el padre u otra persona le muestre el bebé a la mascota para que esta lo olfatee y lo investigue.
  • Cuando el bebé se haya dormido, procure pasar tiempo con el  perro. Si el niño se despierta y llora, tranquilice a la mascota indicándole que el llanto es algo normal.
  • Nunca deje a un bebé con un perro sin supervisión, independientemente de cuán “bueno” sea la mascota con él. Los animales son impredecibles y no se puede confiar en ellos.

1c91fe84eee0977287d2c0d0eef364d5

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *