Padres de corazón

17 Jun

DiaPadre

 

 

Se acerca el día del padre, una fecha que algunos tenemos la dicha de celebrar con orgullo, mientras otros la dejan pasar como un día más pues no les trae gratos recuerdos. Te podría escribir un montón de cosas clichés sobre esta festividad, pero sabés que ese no es mi estilo, soy una perrilla sin pelos en la lengua.

 

Yo entiendo que soy una canina y que mi humano no es mi padre, ¡ni que fuera tonta! Somos muy diferentes, empezando porque yo tengo muchísimo pelo y él, bueno… pero vieras que a veces lo veo como un papá, ¿por qué? Pues,  por muchas razones: me corrige, me alimenta, se preocupa por mí, juega conmigo, salimos juntos, nos alegramos y nos entristecemos juntos y lo más importante, me da amor.

 

Entonces, mi conclusión es, que no hace falta que alguien sea tu carne y tu sangre para llamarle “pa”, agradecerle, celebrarle y hacerle saber que tiene un lugar muy especial en tu corazón. Después de todo, algunos hijos, como yo Fionita, nacemos del corazón ¿o me equivoco?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *