Mr. Gato

22 Jul

 

srgatoGran parte de mi vida la he compartido con un personaje muy particular, Mr. Gato  (les cuento un secreto, es una gatica, pero le pusieron nombre de hombre a la pobre). Llegó a mi familia deseosa de amor, tímida  y con una identidad algo confusa ya que la mamá fue una perra nodriza, entonces no sabe si es perro o gato, ja ja.

A pesar de los prejuicios, que “al perro y al gato no se les ponga en el mismo plato”, nos llevamos mejor de lo que pensaba y definitivamente se ha  convertido en uno más de la pandilla.

Cuando nos preparamos para la llegada de un nuevo miembro de la familia y en este caso un gato, los cuidados deben ser diferentes.Tenemos miles de preguntas veterinarias  y todos debemos acostumbrarnos (ellos a nosotros y nosotros a ellos).  Hay que entender que para un gato encontrarse en un lugar desconocido puede estar lleno de amenazas lo que probablemente lo estrese (si, las mascotas también nos estresamos).

En muchas de las culturas ancestrales, los gatos han sido referentes de poder, elegancia, misterio, romanticismo, buena suerte, libertad, belleza y fertilidad. Y pienso que en estos momentos esa idea no ha cambiado mucho.

Cuando  veo a la gatica de cerca, me sorprendo a mi misma admirándola, por la mística que encierra, la magia con la que camina y se comunica. Ellas pueden decir todo con una mirada, ser manipuladoras y sensuales. Incluso les confieso que alguna vez he envidiado su autosuficiencia y elegancia.

¿Se imaginan como serían si fueran gaticas por las noches? Yo definitivamente me muero por corretear por los techos de las casas, pasear bajo la luna y ¿por qué no?, encontrarme con más de un gatico elegante. Como no lo soy, me conformo con tenerlos de compañeros y de vez en cuando sacar las uñas.

No se pierda ni una de las aventuras de Fiona, aprenda como bañar un gato y otros consejos en el blog de Fiona.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *