Convivencia entre niños y perros

17 Sep

fiona_convivencia-01

 

El otro día que escribí sobre el día del niño, me quedé pensado y me dormí. Me pasa todo el tiempo ¿a vos no?

Bueno, no me voy a desviar del tema, pensando me vino a la cabeza una cosita… todos creen que perritos+niños son la química perfecta pero no. Sorry. Algunos de nosotros no sabemos como lidiar con ese tipo de humanitos, nos pueden parecer ruidosos, impulsivos e intimidantes…

 

Claro, hay excepciones, sé de casos en que esta convivencia le ha ayudado a los niños a mejorar sus habilidades sociales, aumentar su capacidad de empatía y desarrollar su sentido de la responsabilidad. Y a nosotros los cuadrúpedos no nos cae nada mal un compinche.

Ladrando con mi pandilla acordamos que sí, efectivamente, debe ser bellísimo tener una relación tan estrecha con un niño o niña. Pero para que eso suceda, nos parece importante que los papás expliquen a sus hijos ciertas reglas como las siguientes:

 

1. Necesitamos espacio

Abrazar, recargarse, acercar su cara y fijar sus ojos con los nuestros: se siente como una señal de amenaza. Es mejor no molestar a un perro mientras come o está mordiendo un juguete o hueso. Mucho menos, si no lo acostumbraste a que la comida se le puede ofrecer y quitar.

 

2. No nos alteren

Jugar a “corretear” a los perros, nos hace sentir como una “presa”. ¡Por favor! que no corran ni griten cerca nuestro. Necesitamos que se comporten tranquilos y relajados. Nunca despertar a un perro mientras duerme y jamás asustarlo.

 

3. No nos impongan

No intenten ponernos ropa o disfraces, menos cuando no estamos acostumbrados a vestir desde cachorros. Cuando un perro se intenta alejar y te evita, hay que respetarlo y darle espacio: esa es nuestra forma de decir que no queremos estar con vos.

 

4. Sean gentiles

No nos hacen gracia los “juegos bruscos”. Así que no pisar, golpear, punzar/picar con una varita. Mucho menos jalar, morder o pellizcar nuestra cola, orejas o pelito.

 

5. No den el primer paso

Es mejor esperar a que el perro sea quien se acerque y olfatee primero, hablen con voz suave; no levanten la mano bruscamente, más bien nos pueden ofrecer el puño de la mano para que olfateemos. Y no nos acaricien la cabeza, las primeras caricias deben de ser en el lomo.

Es igual de importante educar al perro para que se comporte bien con los niños, como enseñar a éstos a tratar adecuadamente a su mascota. Los niños y los perros podemos ser grandes amigos, sin duda.

One thought on “Convivencia entre niños y perros

  1. Pingback: ¿Cómo enseñar tenencia responsable a los niños?Blog de Fiona | Blog de Fiona

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *