2.Lame tu cara, manos, piernas y hasta tus pies apestosos

3 Feb

03fiona-2

 

Debes entender una cosa: el amor del perro no tiene límite. No nos importa si has corrido una mararatón completa y luego quieres abrazornos, o si tus pies tienen un cierto olor desconocido, lamer tus pies, manos o cara es una forma linda de que entiendas que te amamos por quién eres y no por lo que traigas puesto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *